Cannabis, marihuana, cáñamo ¿es lo mismo?

Cannabis, marihuana, cáñamo ¿es lo mismo?

Es fácil escuchar hablar de cannabis, marihuana o cáñamo refiriéndose a la misma cosa, lo cual es totalmente incierto, pues son plantas diferentes con propiedades y aplicaciones distintas.

Existen diferencias tanto a nivel morfológico como químico y sus efectos no son, en consecuencia, los mismos. Los tipos de cannabis que se pueden encontrar de manera natural son:

Cannabis Sativa

Es, sin duda, la variedad más conocida y consumida. Originaria de Sudamérica y Asia, se caracteriza por ser una planta de gran altura con hojas de forma palmeada y contorno dentado.

Dentro de esta especie encontramos el cáñamo y la marihuana, que aunque sean miembros del Cannabis Sativa no tienen la misma composición y por lo tanto sus propiedades, efectos y aplicaciones son diferentes. Por lo tanto cuando se utiliza la palabra “cannabis” podemos estar refiriéndonos tanto al cáñamo como a la marihuana, es por ello que se debe especificar de qué especie se trata.

  • Marihuana. Dentro de sus compuestos se encuentra la molécula de tetrahidrocannabinol (THC) que es un compuesto con efectos psicotrópicos y que caracteriza a esta especie, provocando, al ser consumido, sentimiento de euforia y felicidad así como aumento del apetito, entre otros. De esta planta lo más apreciado son las flores donde se encuentra la mayor concentración de THC. Se pueden cultivar diferentes cepas para lograr concentraciones en THC que pueden ir del 10 al 30%.
  • Cáñamo. Está compuesto mayoritariamente por el cannabidiol (CBD), compuesto no psicoactivo y en menor porcentaje (menos del 0.3%) por el Tetrahidrocannabinol (THC). El cáñamo se cultiva para diversos usos, medicinales, alimentarios e industriales.

Cannabis Índica

Esta planta se encuentra de manera natural en Asia. Su morfología destaca por ser de tamaño intermedio y tener hojas más anchas. Químicamente tiene alta concentración de CBD y baja en THC, por lo que sus efectos son más sedantes que psicotrópicos.

Cannabis Ruderalis

Ésta es la última variedad natural y se puede localizar en países fríos como Rusia o Siberia. Es muy resistente y es capaz de florecer incluso con poca luz. Su composición química es parecida a la de la especie Índica, con bajas concentraciones del compuesto psicotrópico (Tetrahidrocannabinol) y mayor porcentaje de cannabidioles.

A parte de estas plantas, originalmente naturales, y con el objetivo de conseguir efectos diferentes, se han creado otras variedades “híbridas” mediante la selección y cultivo artificial.  El ser humano ha combinado las diferentes especies para conseguir cepas, con propiedades y características muy diversas.

Es muy importante entender las diferencias entre estas plantas para no confundir la marihuana con el cáñamo, pues ello marcará el uso que se pueda dar y los efectos que se puedan derivar de su consumo.

La concentración  de la molécula de THC marcará si causará alteraciones cognitivas y de percepción así como sentimientos de ansiedad, euforia, paranoia… ya que este compuesto actúa sobre los receptores neuronales del organismo. Por el contrario el CBD, aunque actúa en el sistema nervioso central, no tiene efectos psicoactivos como el THC, al contrario neutraliza los de éste.

El cultivo de estas plantas se hace por razones muy distintas, buscando una finalidad más recreativa en el caso de la marihuana y más versátil para el cáñamo.

 

No hay comentarios

Deja tu comentario